info@hispano-irish.es

Blog

Pasolini, productor de ‘Full Monty’, enamora a la Seminci al presentar ‘Nowhere special’ (El Correo Gallego )

El Correo Gallego, 29 OCT.2020- La cinta aún no se ha estrenado en salas comerciales pero tiene ya garantizada una progresiva distribución a nivel mundial

El cine es una experiencia que permite adentrarse en otras vidas, viajar a otros mundos, involucrarse en grandes aventuras y, en definitiva, soñar. También tiene la capacidad, aunque en muchas ocasiones no resulte sencillo, de emocionar.

Lo consiguió ayer durante la quinta jornada de la 65 edición del festival de cine de Valladolid, Seminci, Uberto Pasolini con su tercera película, Nowhere special, un drama sin dramatismos sobre la historia de amor y la especial relación de un padre que tiene que entregar en adopción a su hijo.

“Un pequeño milagro”, así considera Pasolini el vínculo que se creó entre el actor James Norton y el pequeño Daniel Lamont, que tenía 4 años cuando rodó la película, y la extraordinaria credibilidad que da a una historia basada en hechos reales.

Empleado de banca en su juventud, profesión que abandonó por su pasión por el cine, fue productor de taquillazos como Full monty antes de ponerse detrás de la cámara y dirigir.

“Yo he sido y soy productor. No me considero ni director ni autor, pero de vez en cuando hay historias que me tocan de manera particular. Y cuando me llega esa historia, empieza un trabajo de búsqueda de información que se transforma en un guion. Y cuando lo tienes prefieres no dejárselo a nadie para que lo ruede. Y por eso decidí pasar del papel a ser el director” explica el cineasta romano, que debutó en esa faceta con “Machan” en 2008, a la que dio continuidad en 2013 con “Nunca es demasiado tarde”.

Explicó en su comparecencia en el salón de los Espejos del Calderón, el teatro en el que se proyectó su película, que le seducen “historias alejadas” de su vida “híperprivilegiada”, vivencias de gente que tiene unos problemas que en nada se parecen a los suyos. Pasolini, de familia burguesa, es además sobrino del director Luchino Visconti. Solo vislumbró el problema de rodar con un niño de tan corta edad cuando pasó del papel de guionista al de director. “Fue un proceso bastante complicado. Quería un niño sin experiencia. Vimos 100 niños en el casting. El séptimo fue Daniel, un chico del norte de Belfast, y ahí ya pusimos el listón alto. Primero seleccionamos a 30, luego a 10 y después ya empezamos a trabajar con Daniel. ”, añade Pasolini para EL CORREO.

La cinta aún no se ha estrenado, pero tiene garantizada la distribución a nivel mundial. “El cine es un sitio seguro. Hay separación, gente que no habla y mascarillas. Pero entiendo las decisiones de los gobernantes y las reticencias de la gente a acudir ahora mismo a las salas”.

Otro padre que se ve abocado a tomar una decisión comprometida que afectará al futuro de su hija es el protagonista de una de las tres historias que conforman There is no evil (El mal no existe), película de la Sección Oficial que llega avalada por haber conquistado el Oso de Oro en el festival de Berlín. La película del iraní Mohammed Rasoulof, director al que su país retiró el pasaporte y por tanto no pudo recoger el galardón en Berlín, reflexiona sobre las cuestiones morales relacionadas con la pena de muerte. Menos lustrosa es Gaza mon amour, película prescindible que completó el trío de películas de la jornada dentro de la Sección Oficial.

También se celebró ayer una mesa redonda sobre la distribución independiente con responsables de los principales festivales españoles.

Post a comment