Tenían como objetivo la formación de sacerdotes seculares con el fin de que pudieran volver a la isla y ayudar a los católicos irlandeses. Estaban en una situación precaria y en muchos casos perseguidos. Los irlandeses del exilio comenzaron en 1571, tras la bula de excomunión de Isabel de Inglaterra,…...